Valor y beneficios

El agua revitalizada, altamente estable, aporta la máxima eficiencia, calidad y ahorro cuandpo se aplican en la aliomentación humana y en sectores industriales.

El agua es un elemento tan vital como desconocido del cuál hemos dado por hecho demasiadas hipótesis, sin haberle dedicado el merecido estudio ni atención.
Quimicamente la denominamos “H2O” pero la verdad es que el agua es algo bastante más complejo.
La realidad es que el agua que llega a nuestras casas y negocios es sometida a múltiples tratamientos, durante los cuales es forzada a un entorno violento y de gran estrés. Además, es transportada a través de redes kilométricas de tuberías donde no puede fluir libremente al haber sido desconectada de su ciclo natural.
Como consecuencia de estas alteraciones, el agua pierde su energía vital, armonía, gran parte de sus cualidades físico-químicas y su estructura molecular original.
El agua que entra por nuestras tuberías es un agua que rinde muy por debajo de sus posibilidades, por tanto nos aporta mucho menos de lo que originalmente es capaz. Es un agua ineficiente que no desempeña su función al máximo potencial energético posible.
Por medio del sistema de Revitalización de Agua GRANDER, vamos a recuperar sus propiedades, energía vital y estructura molecular originales y convertir así el agua de red en un agua extremadamente EFICIENTE para sus innumerables usos.

Ganancias en:

Indice

(click sobre opción para saltar)
  • 1. Ganadería.
  • 2. Granjas porcinas.
  • 3. Riego agrario.
  • 4. Queserías y lecherías.
  • 5. Limpieza en general.
  • 6. Circuitos de agua.
  • 7. Beneficios colaterales.
  • 8. Grander como sistema de revitalización.
  • Ganadería

    	
    Mejora de la vitalidad y salud general de los animales.
    	
    Mejoría en la hidratación del animal.
    	
    Sistema metabólico más eficiente y mejora de la digestión.
    	
    Mejora en la asimilación de los alimentos.
    	
    Aumento de peso más rápido y por lo tanto, de productividad.
    	
    Mayor vida útil del animal.
    	
    Tasas de mortalidad reducidas.
    	
    Animales más tranquilos en situaciones de estrés.
    	
    Mejor inmunización en general y por lo tanto reducción de enfermedades.
    	
    Disminución significativa de olores a amoniaco en conejos, cerdos, vacas y gallinas.
    	
    Reducción del mantenimiento de los tanques de agua.
    	
    Los bebederos aparecen limpios por la desaparición de calcificaciones, algas, sedimentos y biofilms.
    	
    Notoria reducción de los cólicos en caballos.
    	
    Incremento en el grado de inmunización en gallinas del 75% al 90% de media.
    	
    Mejora en calidad de los huevos (más frescos, llenos, vitales).
    	
    Mayores tasas de fertilidad.
    	
    Efectos beneficiosos para el estiércol.
    	
    Mayor rentabilidad de vacas lecheras.

    Granjas porcinas


    	
    Reducción de la mortalidad del 2,8% al 0,5%.
    	
    Mejora de la conversión alimenticia del 1,44% al 1,26% (recordamos que la conversión alimenticia en el caso porcino, es el cociente de la cantidad de carne producida en Kg. entre el alimento aportado, si este es menor significa que se produce más popr consumo de pienso).
    	
    Ahorro sustancial en el consumo de alimento concentrado.
    	
    Visualmente se observan más sanos.
    	
    Enorme reducción de los olores de amoníaco.

    Sistema de riego agrario

    	
    Agua de riego de mayor calidad y estabilidad por el poder bacteriostático del agua revitalizada.
    	
    Gran estabilidad bacteriológica debido a la gran reducción de las cantidades de Carbono Orgánico Asimilable (AOC).
    	
    Ahorro de agua al ser más eficiente su efecto (menos consumo por número de limpiezas).
    	
    Disminución de bacterias, depósitos y turbidez.
    	
    Reducción de mantenimiento, componentes, averías y mano de obra.
    	
    Reducción de proliferación de algas.
    	
    Reducción/desaparición de los problemas e incrustaciones generados por la calcita.
    	
    Limpieza más eficiente.
    	
    Mayor estabilidad microbiológica en tuberías.
    	
    Mayor vida útil de filtros y otros componentes.
    	
    Máxima calidad e higiene de aguas en estancadas en balsas, pozos, tanques y depósitos.
    	
    Aspersores limpios y sin incrustaciones.
    	
    Gestión del riego eficiente, práctica y económica.

    Queserías y lecherías


    	
    Leche y productos lácteos con sabores más naturales.
    	
    Aumenta la calidad de la leche.
    	
    Incremento en la capacidad de producción de queso en relación con la cantidad de leche utilizada ==> Mayor productividad.
    	
    Los productos químicos y agentes de limpieza utilizados en los equipos de las plantas de procesamiento de la leche se reducen en un 25% - 50%.
    	
    Aumenta la calidad del producto final (yogurt, queso, leche) al proporcionar control microbiológico.
    	
    Mejora de la calidad higiénica.
    	
    Curva de ácidos más regular y constante.
    	
    Gusto más refinado y sabroso.
    	
    Frescura más duradera y consistencia más fina.
    	
    Quedan menos manchas en los moldes.
    	
    El suero de leche se limpia mejor.
    	
    Mayor facilidad en la elaboración de los productos, limpieza y gestión de las instalaciones.

    Limpieza en general

    	
    Eliminación mäs eficiente de grasas, depósitos, incrustaciones.
    	
    Limpieza menos costosa (en tiempo y dinero) de acero inoxidable, botes, latas, suelos, etc.
    	
    Mayor durabilidad y sensación de limpieza de las superficies y secado más rápido.
    	
    El Agua Revitalizada aumenta el potencial de limpieza de los detergentes.
    	
    Ahorro de 15% de media en agentes de limpieza por contener un mayor poder disolvente y menor tensión superficial.
    	
    Disminución del consumo energético al calentar el agua.
    	
    Mayor eficiencia, protección, funcionamiento y vida útil de los diferentes sistemas, filtros y otros componentes.
    	
    Disminución de calcificaciones en utensilios, tamices, tanques, etc.
    	
    Reducción de mantenimiento, vaciado periódico de las instalaciones y paradas por averías relacionadas con el agua .
    	
    Reducción del consumo de agua.
    	
    Disminución de depósitos de cal, corrosión y obstrucciones en tuberías y resistencias.
    	
    Mayor estabilidad del agua = reducción de problemas bacteriológicos.
    	
    Esterilización más eficiente.
    	
    Métodos preventivos adicionales para evitar problemas microbiológicos o de corrosión en cierres de envases.
    	
    Reducción de vertidos contaminantes sobre el Medio Ambiente.

    Circuitos de climatización, refrigeración y calefacción

    	
    Mayor eficiencia, protección y durabilidad de los sistemas/instalaciones.
    	
    Incremento de la eficiencia energética originada por un aumento en la transferencia térmica del agua.
    	
    Grandes ahorros económicos a raíz de la reducción del consumo energético, mantenimiento, averías y recambios.
    	
    Mejora en el funcionamiento y rendimiento de calderas.
    	
    Reducción de obstrucciones e impurezas en intercambiadores de calor.
    	
    Disminución de creación y acumulación de depósitos, biofilms, corrosión y lodos en el sistema de calefacción.
    	
    Al mantener los conductos limpios e inalterables posibilita máxima precisión en la regulación térmica de procesos y mantenimiento de las condiciones programadas.
    	
    Permite distanciar los mantenimientos a cómodos calendarios y eliminar los elevados costos de intervenciones imprevistas. Estabilización de los tiempos de enfriamiento.
    	
    Reducción de problemas de la cal convirtiendo calcita en aragonita.
    	
    Reducción de problemas de turbidez.
    	
    Disminución del uso de productos químicos (30% de media – eliminación de su uso en múltiples casos).
    	
    Gestión más eficiente, práctica y sostenible de las instalaciones.
    	
    Reducción de problemas de contaminación microbiológica.
    	
    Reducción de proliferación de legionella en circuitos de refrigeración y ACS.
    	
    Prevención de creación y proliferación de algas y gérmenes en el sistema de refrigeración
    	
    Gran estabilidad bacteriológica por la gran reducción de las cantidades de Carbono Orgánico Asimilable (AOC).
    	
    Agua de enfriamiento de mayor calidad y estabilidad por el poder bacteriostático del agua Revitalizada.

    Beneficios colaterales

    	
    Diferenciación en calidad del producto final.
    	
    Sabores y aromas más maduros, redondos y armoniosos.
    	
    Gestión más sostenible respecto al Medio Ambiente.
    	
    Diferenciación en calidad y posicionamiento respecto al uso innovador del agua frente a la competencia.
    	
    Valor agregado a los ojos del cliente.
    	
    Ahorros económicos en diversos ámbitos de actuación.
    	
    Incremento de la rentabilidad en la producción.
    	
    Reducción de olores y efectos nocivos del cloro.
    	
    ROI (recuperación de la inversión) de 24 meses de media.

    Grander como sistema de revitalización

    	
    GRANDER ® es una tecnología de revitalización de agua creada hacia 1979 por Johann Grander ® en Jochberg, en pleno Tirol austríaco.

    	
    El propósito de Johann Grander ® era devolver al bien más preciado de la naturaleza, el agua, sus propiedades, coherencia, energía y estructura molecular originales. Esto lo consiguió mediante el descubrimiento de la revitalización del agua.

    	
    El procedimiento GRANDER ® recupera la capacidad biológica del agua para una mayor estabilidad bacteriológica y poder de autodepuración.

    	
    El agua vuelve a su equilibrio y orden interno, lo que contribuye a dar un gran salto cualitativo, a la vez que se consigue una valiosa mejora en la eficiencia y rendimiento del agua en todos sus rangos de actuación.

    	
    Los revitalizadores GRANDER® contienen unas cámaras rellenas de un agua, cuya información y frecuencia vibratoria son capaces de transmitir un gran orden a aguas no revitalizadas, sin entrar en contacto con ellas.

    	
    Para revitalizar el agua, la tecnología GRANDER® utiliza un principio esencial de la Naturaleza, es decir, la capacidad que tienen las ondas de alta frecuencia vibratoria (creadoras de coherencia) de dominar naturalmente las bajas frecuencias vibratorias (que caracterizan el desorden y el desequilibrio) con el fin de restablecer el orden y el equilibrio perturbado.

    	
    La tecnología de revitalización de agua GRANDER® no tiene obsolescencia programada, funciona únicamente con energía natural, sin necesidad de electricidad ni ningún tipo de mantenimiento.

    boton volver.png boton aindice.png